La mayoría de las epistaxis son anteriores, localizadas en la región septal anterior (área de Kiesselbach), de origen benigno y responden favorablemente al tratamiento con medidas simples. Si el sangrado persiste a pesar de los taponamientos, sospecharemos que se trata de una epixtaxis posterior.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies