Un vértigo de origen periférico puede ser incapacitante y tremendamente molesto para el paciente, pero nunca supondrá un riesgo vital y, además su pronóstico no empeorará por retrasar el comienzo del tratamiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies